En CORPORE contamos con especialistas en rejuvenecimiento facial, utilizamos técnicas innovadoras como los hilos tensores, que tienen como finalidad crear una tensión en la piel para evitar que la piel se vea flácida, disimulando las pequeñas arrugas, o elevar ciertas partes del rostro o del cuerpo.


Este tipo de intervención se realiza de manera ambulatoria, con una pequeña dosis de anestesia local, de una forma rápida y poco invasiva y con una recuperación inmediata. Por ello, desde hace algunos años se ha puesto de moda como alternativa al lifting, que sí requiere la entrada en un quirófano, y cuya vuelta a la normalidad conlleva más tiempo.


Los hilos tensores están siendo usados tanto por hombres como por mujeres que desean tener una piel más luminosa o firme sin necesidad de pasar por el quirófano, y sin riesgos.


BENEFICIOS:

-Se colocan en un procedimiento mínimamente invasivo.

-Reafirman la piel de una manera más disimulada, sin cicatrices.

-Las sesiones duran alrededor de 30 minutos.

-Regularmente se necesita una sesión para cada zona.

-No se requieren cortes, por lo que es un proceso ambulatorio.

-Mejora el aspecto de la piel aumentando la cantidad de colágeno.

-Los hilos no se notan, pueden ser apreciables al tacto las primeras horas después de la intervención, hasta que comienzan a reabsorberse.

-Se pueden combinar con otros tratamientos, como la mesoterapia facial, ácido hialurónico o radiofrecuencia.